Todo lo que necesitas saber sobre la abdominoplastia

Abdominoplastia

En un mundo donde las cirugías estéticas alcanzan su punto más alto gracias a los avances tecnológicos y médicos de las últimas décadas, la abdominoplastia se ha convertido en uno de los procedimientos más solicitados por aquellos que desean mejorar su apariencia física, remodelando su figura y tonificando su abdomen.

Según la encuesta global anual sobre procedimientos estéticos – cosméticos 2022-2023 realizada por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS), las cirugías plásticas más comunes fueron la liposucción, con 79,708 procedimientos; el aumento mamario, con 63,204; el aumento de glúteos, con 55,667; la abdominoplastia, con 41,087; y el levantamiento de senos, con 33,028.

Si estás considerando someterte a una intervención quirúrgica para tener un abdomen más plano y una cintura con mejor definición, sigue leyendo, porque en este blog te explicaré qué es la abdominoplastia, en qué consiste y toda la información que deberías saber antes de tomar una decisión.

¿Qué es la abdominoplastia y cuáles son sus beneficios?

Cuando se experimenta una pérdida de peso significativa, ya sea como resultado de una cirugía bariátrica o el embarazo, es común que la piel pierda elasticidad y firmeza por el estiramiento que presentó. Esto da lugar a problemas estéticos como flacidez y estrías, que pueden afectar la confianza y el bienestar emocional.

Sin embargo, para contrarrestar estas consecuencias, la abdominoplastia es la alternativa ideal para recuperar la apariencia firme y tonificada del abdomen, pues durante este procedimiento, además de eliminar el exceso de piel y grasa, también podemos tensar los músculos abdominales, lo que da como resultado un contorno abdominal más definido y en una piel más tersa.

De esta manera, es posible lograr una transformación que mejora la autopercepción de cada paciente, para elevar su autoestima y seguridad.

Procedimiento: paso a paso de una abdominoplastia

En caso de que decidas realizarte una abdominoplastia, es importante que tengas presente que esta intervención consta de 3 etapas, y en cada una tienes un rol fundamental para que sea exitosa:

Antes de la cirugía

El primer paso es la consulta de valoración, en la que realizamos una evaluación médica completa, que incluye análisis de laboratorio y cualquier otro examen que sea pertinente de acuerdo a la salud del paciente. Para ello, es esencial que el paciente sea sincero y claro con respecto a sus enfermedades de base, alergias y comunique oportunamente los medicamentos que toma diariamente.

En pocas palabras, es el primer acercamiento con el cirujano y la ocasión perfecta para establecer la idoneidad del procedimiento según las pruebas preoperatorias, comentar sobre las expectativas, objetivos y resolver todas las inquietudes referentes a la abdominoplastia y al proceso de recuperación. 

Durante la cirugía

Una vez en el quirófano, aplicamos anestesia general o epidural, y procedemos con las incisiones: un corte a lo largo de la línea del vello púbico, que se extiende hacia los lados de la cadera, y alrededor del ombligo para permitir el acceso al área abdominal.

Posteriormente, eliminamos el exceso de piel y grasa del abdomen. En algunos casos, puede ser necesario realizar un corte adicional alrededor del ombligo para eliminar el exceso de piel en la parte superior del abdomen y si es necesario, suturamos los músculos abdominales debilitados o separados para tensarlos.

Finalmente, cerca de 2 a 4 horas de iniciar el procedimiento (el tiempo varía de acuerdo al paciente), cerramos las incisiones con suturas o adhesivos quirúrgicos.

Después de la cirugía

Tras la abdominoplastia, hay varios puntos importantes que debes cumplir a cabalidad para que el postoperatorio sea exitoso:

  • Tendrás que permanecer bajo observación intrahospitalaria entre 2 a 4 días.
  • Te indicaremos el uso de una faja (para proteger el área intervenida y evitar la acumulación de líquido), medias de compresión (para prevenir la formación de coágulos de sangre) y un tubo de drenaje debajo de la cicatriz (para la sangre).
  • Guardar reposo y seguir las recomendaciones sobre cómo moverse, levantarse y realizar actividades cotidianas para evitar complicaciones.
  • Mantener limpia y seca la zona de la incisión.
  • Asistir a todas las citas de seguimiento programadas para asegurarse de que la recuperación esté progresando adecuadamente y para abordar cualquier inquietud o complicación que pueda surgir.

Riesgos de la abdominoplastia: cicatrización y complicaciones 

Aunque la abdominoplastia puede ofrecer resultados transformadores en términos de contorno corporal, como con cualquier procedimiento quirúrgico, existen riesgos y posibles complicaciones que deben ser considerados, como:

  • La cicatriz: una de las preocupaciones más comunes, ya que algunas personas pueden experimentar una cicatrización más favorable con una línea de incisión casi invisible, mientras que otras pueden desarrollar cicatrices más prominentes y notables. Por ello es de vital importancia seguir las instrucciones de los cuidados postoperatorios, para minimizarlas y hacer que pasen desapercibidas.
  • Infecciones: si bien después de la abdominoplastia prescribimos antibióticos para prevenir una infección, aún existe el riesgo de que se produzca. 
  • Complicaciones relacionadas con la anestesia: reacciones alérgicas o problemas respiratorios.
  • Necrosis: en raras ocasiones, puede ocurrir una pérdida de irrigación sanguínea en ciertas áreas de la piel, lo que puede llevar a la necrosis o muerte del tejido. 
  • Resección excesiva de piel y grasa.

Abdominoplastia: una solución más allá de la medicina estética 

Si bien la abdominoplastia es más conocida por sus fines estéticos, este procedimiento puede emplearse para resolver problemas de salud y/o afectaciones que comprometan el funcionamiento de los músculos abdominales. A continuación te comparto los principales:

  • Reconstrucción abdominal, después de traumatismos que dejan secuelas significativas, como cicatrices, deformidades y pérdida de tejido.
  • Eliminación del exceso de piel tras la cirugía bariátrica y el parto. Esto, además de mejorar la apariencia, aporta a la comodidad del paciente y a su bienestar emocional.
  • Reparación de los músculos abdominales debilitados.
  • Corrección de hernias abdominales

Mi experiencia en Abdominoplastia 

A lo largo de mis 12 años de trayectoria, he tenido el privilegio de trabajar con más de 100 pacientes en su búsqueda de una transformación personal. Ver sus rostros llenos de alegría y satisfacción después de la cirugía es mi mayor recompensa. Cada caso es único, y me comprometo a brindarte resultados excepcionales y una atención personalizada.

Si deseas explorar la posibilidad de una abdominoplastia, ¡estoy a tu disposición para responder tus preguntas y listo para ayudarte en tu viaje hacia una mejor versión de ti mismo! Agenda tu consulta de valoración aquí.

Compartir noticia en:

Entradas relacionadas

Abrir chat
Dr. Juan David Patiño
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button